lunes, 3 de diciembre de 2007

La comunicación global

No es difícil darse cuenta que la globalización de las comunicaciones nos está facilitando ser partícipes de la historia, en los ámbitos sociales, políticos, científicos, religiosos y de cuantos campos del saber humano se nos antoje, aportando a su acervo, planteando disyuntivas, corrigiendo o ampliando conceptos. Quedaron en las estanterías los textos rígidos que nos “enseñaron” la subjetividad de quienes los escribieron, las enciclopedias o tratados que se congelaron en la fecha de su edición. Ejemplo a la mano de ello es la Wikipedia como enciclopedia libre y abierta en la que usted o yo tenemos la libertad de enriquecer siguiendo parámetros de validación y de participación.

Otro medio, aparte del socorrido escaneo por páginas o sitios en la red, es la participación libre y espontánea en los millones de foros especializados o temáticos así como las secciones de comentarios al final de la mayoría de artículos o noticias en portales noticiosos o divulgativos.

Esta participación, generalmente escrita, obliga a la presente generación digital -jóvenes o viejos- al esmero en la estructura de sus escritos así como en la redacción y ortografía. Personalmente, que formo parte de una extensa red de sitios conocidos como blogs, desecho la atención a aquellos que en sus primeras líneas demuestran pobreza de contenido y de redacción. Ni que decir de las faltas repetidas de ortografía.

Adicional a lo anterior, que puede considerarse como meramente operativo, surge la exigencia de la calidad en lo consultado. Es aquí donde el investigador o consultor desarrolla lo que llamo “destreza de veracidad” aplicando el consabido PNI, esto es, si lo desplegado en la pantalla es Positivo, Negativo o sin ser lo uno u lo otro simplemente es Interesante a sus propósitos.

Las nuevas generaciones, en lo que conozco, no han asimilado la importancia y utilización de las herramientas informáticas para el desarrollo de sus necesidades intelectuales. Las “salas de informática” en los colegios y universidades, en la mayoría de las veces, son el especialísimo lugar de uno o dos “superdotados” profesores o instructores con esquemas rígidos de horarios y programaciones de contenido que abarcan un mar con escasos centímetros de profundidad. El resto de profesores en altísimo porcentaje no tienen un computador en su casa y si lo contrario... “quien sabe de eso es mi hijo o mi sobrino…”. No entiende uno cómo un profesor de colegio o de universidad sugiere o determina trabajos de investigación apoyados además en Internet si desconoce el cómo y en dónde investigar en la red.

Tuve la experiencia de ser productor del blog de una universidad en donde los alumnos me remitían sus trabajos para ser evaluados luego por un académico en un proyecto propio de uno de los últimos semestres de carrera. No tenían ni la menor idea de los derechos de autor. Me di a la tarea de investigar en la red para encontrarme con la sorpresa de recibir artículo tomados al pie de la letra de otros autores sin siquiera reconocerlos o al menos ponerlos en comillas.

Para terminar, la globalización de las comunicaciones ha modificado los esquemas tradicionales con que se enseña, desempeña o utiliza la comunicación social. De esto parece no ser concientes quienes tienen la responsabilidad de orientar a esta y a las nuevas generaciones.

A manera de P.D. y fuera del tema: Triunfó el NO en el referendo democrático de Venezuela. Esperé hasta la madrugada para escuchar del presidente Chávez el reconocimiento de los resultados. Muy conciliador, sentimental y “tremendamente” patriótico. Saludó de entrada a sus especiales de primera fila, la senadora Piedad Córdoba, a quien se le adivinó en la mirada su fervoroso social chavismo, y a la señora Yolanda Pulecio y a su hija quienes tenían expresiones de profundo agradecimiento hacia el mandatario. Chávez y sus bolivarianos no han perdido. No es persona que acepte derrotas. Se saldrá con la suya. Recuerden el recurso de la "Ley habilitante".

2 comentarios:

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

Es impresionante lo que uno aprende a través del contenido virtual.

Gracias a ello se rompen los paradigmas de la unilateral enseñanza que va de maestro a alumno.

Este es un medio que empuja para aprender y enseñar.

Usarlo con estrategia y para buen provecho depende del usuario.

Un saludo a la distancia don_jorge.

Bendiciones

Carlos Julio

Humberto Contreras Soria dijo...

Que las fiestas de fin de año sirvan para estrechar lazos solidarios con los mas necesitados. ¡Feliz Navidad! y un venturoso año nuevo. abrazos fraternos.