martes, 20 de mayo de 2008

Ladrón que roba a ladrón...

tiene mil años de perdón, o como jocosamente lo recompone algún vago bien intencionado: "Cleptómano que saquea a cleptómano procura una centuria de condonación".

Héctor Mesa es el bloger de Imageneo que edita desde Cali y con quien tenemos relaciones virtuales afines a esta goma de escribir y publicar lo que se nos antoja. Le acabo de avisar que imitando su cleptomanía también voy a publicar el artículo (post, que dicen) que él a su vez "cleptomanió" de otro que a su vez... etc. (Ya se darán cuenta como también gasto mi interminable tiempo de pensionado)

Pues si... Son refranes comunes socorridos por la gente de a pié (vulgo, que dicen) pero ahora en lenguaje culto. Mida su IQ antes de consultar la traducción entre paréntesis:

"Refranes sólo para gente culta

El que necesite ver la traducción entre paréntesis, es que no entendió nada, es decir, es INCULTO:

Más vale plumífero volador en fosa metacarpiana, que segunda potencia de diez pululando por el espacio. (Más vale pájaro en mano, que cien volando)

Crustáceo Decápodo que pierde su estado de vigilia, es arrastrado por el ímpetu marino. (Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente)

Relátame con quién deambulas y te manifestaré tu idiosincrasia. (Dime con quién andas y te diré quién eres)

A perturbación ciclónica en el seno ambiental, rostro jocundo. (Al mal tiempo, buena cara)

H2O que no has de ingurgitar, permítele que discurra por su cauce. (Agua que no has de beber, déjala correr)

Ocúpate de la alimentación de las aves córvidas y estas te extirparán las estructuras de las fosas orbitarias que perciben los estímulos visuales. (Cría cuervos y te sacaran los ojos)

El globo oftálmico del poseedor torna obeso el bruto vacuno. (El ojo del amo, engorda el ganado)

Quien a ubérrima conífera se adosa, óptima umbría le entolda. ( El que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija)

A equino objeto de un obsequio, no se le aquilatan las piezas odontoblásticas. (A caballo regalado, no se le mira los dientes)

El rumiante cérvido propende al accidente orográfico. (La cabra tira al monte)

Las exequias con candel son más tolerables. (Las penas con pan son menos)

No existe adversidad que por sinecura no se trueque. (No hay mal, que por bien no venga)

La ausencia absoluta de percepción visual torna insensible al órgano cardíaco. (Ojos que no ven, corazón que no siente)

Al andar maltrecho aplicarle premura. (Al mal paso, darle prisa)

Cavidad gástrica satisfecha............Víscera cardíaca eufórica.... (Barriga llena, corazón contento)

Existe un felino en cautiverio. (Aquí hay gato encerrado)

(Éste sí es pa' muy cultos !) El que embriológicamente es traído al mundo con el diámetro anteroposterior de la cavidad abdominal aumentado, no logrará reducir su contenido visceral por más intentos forzados extrínsecos de reforzar dicha pared en su infancia. (El que nace barrigón, ni aunque lo fajen de chiquito)"

De mi cosecha le agrego:

El líquido perlático de la consorte del toro (Leche de vaca) y Líquido acuífero (Agua), y... hay muchísimos más.

Espero que se hayan divertido. Consulten el blog Imageneo de mi amigo el cleptómano Héctor Mesa en donde encontrarán distensionantes entradas que harán la vida menos trascendente y más divertida.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

definitivamente parece que Dios no escucha al hombre es la tesis que sustento como ferviente creyente que soy estas cosas son las que nos recuerda en nuestro mortal vivir que nesecitamos urgentemente encontrar ese ser superior que sustente nuestra fe.

Anónimo dijo...

Que viva la cleptomanía y los amantes del buen verso cuando te dan una poca de alegría... GuillermoCheo

Don Jorge dijo...

Gracias al anónimo y a GuillermoCheo por sus comentarios a esta entrada.
"Definitivamente parece que Dios no escucha..." creo encaja mejor en comentarios al escrito del premio Pulitzer. Aún así, gracias por leerme y comunicarse conmigo.

HECTOR MESA dijo...

Don jorge, por aca visitando su blog, y este tema de los versos eruditos, es fascinante y ademas comico.

fiona dijo...

Muy bueno, poner a pensar y a jugar con el lenguaje a los lectores.

Saludos